top of page

Nuestros alimentos en riesgo por el cambio climático.

Actualizado: 18 oct 2023

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, América Latina y el Caribe han hecho grandes progresos en términos de seguridad alimentaria, ya que se dispusieron a cumplir con el primero de los Objetivos del Milenio. Sin embargo, si miramos 15 años en el futuro y pensamos cómo podemos cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, está claro que conseguir la seguridad alimentaria no puede alcanzarse, sin también tomar medidas urgentes para combatir el el riesgo de nuestros alimentos por el cambio climático.


Sea el Día Mundial de la Alimentación, el 16 de octubre, o sea en cualquier otro día en que hablemos de conseguir la seguridad alimentaria, es de esperarse que la gente y las organizaciones recuerden tomar en cuenta también el cambio climático y sus impactos. Para ayudar a alimentar este debate, se enumeran solo tres de las formas en que el cambio climático podría afectar no solo los tipos cultivos que podríamos plantar y dónde podríamos plantarlos, sino también si estos van a ser lo suficientemente nutritivos:


Aumento de temperatura hace la tierra menos cultivable
1 El aumento de la temperatura significa que habrá menos tierra cultivable

Para algunos cultivos, como el café, se espera que el aumento en la temperatura cambie la altitud óptima de la producción. Tierras aptas para el cultivo de café pasarán del 80-90% de la región de América Central, a 30-40% en el 2050. En la actualidad, el 70% del café en el mundo proviene de los pequeños productores. De los 10 productores mundiales más grandes, 5 están en América Latina: Brasil, Honduras, Perú, Guatemala y México. ¿Cómo afectará el cambio climático a los ingresos y la seguridad alimentaria de estos agricultores?

2 Los niveles más altos de CO2 producen cultivos menos nutritivos

Un estudio de 2014 publicado en la revista Nature, revela que elevados niveles de CO2 reducen significativamente los nutrientes esenciales en el trigo, el arroz, el maíz y la soja. Vale la pena señalar que el “alto nivel de CO2” mencionado en el estudio, es el nivel esperado incluso si los gobiernos se ponen en marcha para bajar substancialmente sus emisiones. Y ya que estamos considerando cómo duplicar la producción mundial de alimentos, para satisfacer la demanda de aumento de la población en el año 2050, también tenemos que considerar si estos mismos cultivos tendrán suficientes nutrientes esenciales como el zinc, hierro y proteínas.

3 El cambio climático afectará las variedades de cultivos que podríamos plantar.

Con el fin de impulsar el rendimiento de la cosecha, los cultivos actuales fueron acondicionados con base en las plantas que mejor se adaptan al clima actual, un proceso de tarda alrededor de 7-10 años. Esta adaptación funcionó tan bien, que dio lugar a la falta de diversidad actual de los cultivos y que, en vista del cambio climático, ahora amenaza la seguridad alimentaria.


México es un país proactivo y vanguardista en materia de política pública de cambio climático, reconocido a nivel mundial. De tal manera, México tiene todos los ingredientes necesarios para asegurar la ejecución de su política pública en materia de cambio climático con visión a largo plazo, extendiéndose más allá de la gestión de un solo gobierno.


Al mismo tiempo, México es un país altamente vulnerable al cambio climático, entre otras razones por su situación y ubicación geográfica conformada por extensas costas entre dos océanos. Los impactos del cambio climático se manifiestan de manera múltiple y localmente específica, tanto en terreno, como de manera inter-sectorial, planteando la necesidad de adaptarse en una red multiactor, prevenir riesgos, aumentar la resiliencia y las capacidades de adaptación de la sociedad, su infraestructura, sistemas productivos y sus ecosistemas.

La Alianza Mexicana-Alemana de Cambio Climático con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA)

Es por eso que en la Alianza Mexicana-Alemana de Cambio Climático aprovecha la oportunidad de establecer una alianza con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA); para juntar la experiencia, conocimiento y cercanía institucional para creando un puente entre el sector de producción agroalimentaria y el ambiental en materia de cambio climático.


La Agenda de Cambio Climático y Producción Agroalimentaria hoy presenta, después de un amplio y dedicado esfuerzo inter-institucional, una sólida base con visión de largo plazo para hacer frente al cambio climático y contribuir a su combate desde el ámbito de la producción de alimentos. Es una agenda aún perfectible y en su camino de implementación, se descubrirán oportunidades de mejora; sin embargo, su relevancia está en orientar la gestión y las acciones del sector, y el aprendizaje que ello significa.


¡Suscríbete ahora y únete a la conversación sobre cómo las empresas y la sociedad podemos hacer una diferencia real en México!

Para mayores informes:


Yvonne Franco Ortega

Directora General

Gisacom MKT & PR

55 8000 3722

E-mail: yfranco@gisacom.com


14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page